Estrategias de inbound marketing: la toma de decisiones

Publicado por Eduardo Hidalgo el 23-mar-2017 6:00:00

estrategias-de-inbound-marketing-la-toma-de-decisiones

Una correcta toma de decisiones siempre es parte de las estrategias digitales exitosas y el tema es abundantemente tratado por especialistas en prácticamente todos los campos de la actividad humana, con diferentes enfoques.

Por un lado está el enfoque del influencer que busca persuadir a los demás, esto es, orientar sus decisiones en la dirección deseada, y por el otro está el enfoque de la toma de decisiones como parte de nuestras estrategias de proyectos. Sea cual fuese la motivación, el proceso mental para la toma de decisiones es el mismo en cualquier caso y estar conscientes de ello nos permitirá manejarlo adecuadamente, y para entender este proceso debemos primero definir el concepto de ‘problema’ desde una perspectiva general, desde la base de que cualquier decisión que tomemos está encaminada a solucionar algún tipo de problema.

Un ‘problema’ no es otra cosa más que una situación que por diferentes razones deseamos modificar o controlar. Esto es algo que hacemos TODOS los días, toda la vida. Desde los problemas más sencillos, como decidir la ropa que usaremos o la ruta que tomaremos a nuestro trabajo, hasta problemas más graves como el manejo de crisis en redes sociales o la atención de una emergencia familiar, nuestras vidas son una constante solución de problemas. Nuestra forma de lidiar con esto es mediante la toma de decisiones.

Podemos ver entonces que nuestras decisiones están directamente ligadas a nuestros deseos, a nuestras metas; la consecución de esos objetivos es nuestra motivación. Antes de tomar cualquier decisión, nuestra mente usa los recursos disponibles para procesar la información recibida y sacar conclusiones, pero esa información pasa por diferentes filtros y el mismo procesamiento se ve afectado por nuestros mecanismos mentales individuales. Los buenos especialistas en marketing digital lo saben y lo aprovechan para el desarrollo de sus estrategias.

El modelo de conducta.

Información - percepción - comprensión - proyección - decisión - acción

Sin ahondar en detalles, las fases por las que llegamos a nuestra toma de decisiones se inician en las circunstancias que nos rodean, esto es, en la información que recibimos de nuestro entorno y que posteriormente pasa a través de una serie de tamices antes de ser procesada; el primero de esos filtros es nuestra propia percepción. De igual manera, el medio por el que la información es transmitida y la forma misma de la información son variantes que debemos valorar.

Posteriormente, nuestra mente inicia el procesamiento de los datos, pero cada uno de nosotros procesamos la información de diferente manera, dependiendo de nuestros sesgos, nuestras convicciones, nuestro estado de ánimo, nuestra experiencia, nuestra personalidad y muchos otros factores; dicho de otra manera: nuestras circunstancias internas, que junto con nuestra mecánica mental determinarán nuestra comprensión de la información percibida.

Estos procesos ahora nos llevan a un punto que es vital para todo mercadólogo, la capacidad de elaborar una conclusión acertada, una proyección de las circunstancias futuras.

Las tres últimas fases mencionadas del modelo de conducta, percepción, comprensión y proyección, son la base de nuestra toma de decisiones y por ende de las acciones que llevemos a cabo, y en conjunto forman lo que se conoce como Conciencia Situacional. Las podemos definir de la siguiente manera:

Percepción:

El proceso inicial de interpretación de la información recibida por nuestros sentidos. ESTAR ALERTA.

Comprensión:

El entendimiento del significado de nuestra percepción. ORGANIZAR LA INFORMACIÓN RECIBIDA.

Proyección:

Nuestra capacidad de deducir las razones previas a nuestras circunstancias y calcular el estado futuro de las mismas. SACAR CONCLUSIONES ADECUADAS.

En cierta forma, TODAS nuestras actividades son problemas que estamos resolviendo todo el tiempo. Lo que cambia es nuestra perspectiva al respecto, dependiendo de NUESTRAS circunstancias. ¿Cómo cambiar nuestras circunstancias?

De entrada, tenemos que aprender a diferenciar entre aquellas circunstancias que podemos modificar y aquellas que están fuera de nuestro alcance. Tenemos que ser realistas. Hay circunstancias que NO podemos cambiar y la única manera de lidiar con ellas es ADAPTARNOS. Reconocer la diferencia nos ahorrará dificultades y tiempo, y nos dará la oportunidad de diseñar una estrategia de inbound marketing exitosa.

Descarga nuestra guía y mejora tu estrategia de inbound marketing. 

seo-marketing-digital

Temas: estrategias digitales, estrategia de inbound marketing, manejo de crisis en redes sociales, especialistas en marketing digital

Publicado por Eduardo Hidalgo