Clickbait: ¿se vale usarlo en tu estrategia de content marketing?

Publicado por Eduardo Hidalgo el 29-may-2018 10:30:00

HAZ. CLIC. AQUÍ. AHORA. Esa es la intención detrás de lo que conocemos como clickbait, pero también es parte de toda estrategia de content marketing. La diferencia está en el propósito final de ese clic.

Hablando en términos comunes, el clickbait es una estrategia de mercado que no toma en cuenta nada más que una ganancia para el que lo publica, sin ofrecer un beneficio para el usuario. Los encabezados sensacionalistas son literalmente un pedazo de carnada que solo le van a ser útil al pescador, un engaño, una trampa. Y la gente se cansa de ser engañada.

No-seas-gancho

¿Por qué funciona tan bien el clickbait?

Bueno, los humanos somos curiosos por naturaleza, ¿no? Pues, sí, y nuestra curiosidad puede ser picada por diferentes razones; pero no solo somos curiosos, también somos gregarios, y por ello buena parte del éxito de los encabezados llamativos no solo está en el hecho de que nos sentimos motivados a hacer clic en el enlace, sino también a COMPARTIRLO, generando más tráfico y ganancias para el anunciante. A las personas nos gusta saber, y que los demás se enteren de que sabemos.

Nuestro cerebro siempre está buscando patrones que nos permitan entender lo que vemos y por esa razón nos incomoda ver algo “incompleto”, como el título de una nota que diga “Esto es todo lo que necesitas para…”; la curiosidad es la respuesta natural de nuestras mentes ante ese tipo de situaciones, nos hace querer averiguar qué es “esto” que necesitamos. Y lo mismo sucede cuando leemos el típico encabezado: “Nunca te imaginarías lo que sucede después…”, ya que crea incertidumbre y provoca una sensación de NECESIDAD por saber a qué se refiere la nota.

Ahora, a pesar de todo esto, el clickbait solo funciona bien a corto plazo y eso es algo que no beneficia a ninguna marca. Además de que no respeta la ética y el profesionalismo que las agencias de marketing deben observar, este tipo de tácticas no generan permanencia ni lealtad, que a final de cuentas es lo que se busca en las estrategias de content marketing, lo que nos lleva a la pregunta del encabezado:

¿Se vale usar clickbait en nuestras estrategias?

La respuesta no tiene vuelta de hoja: NO, no se vale. Si regresamos a la definición común del término, el clickbait es un engaño, una manera de aprovecharnos de la naturaleza humana para obtener una ganancia sin entregar algo de valor a cambio.

Pero lo que sí podemos hacer es aprender de este y hacer uso de los mismos elementos de manera escrupulosa y ética. Apelar a las emociones y a la curiosidad de los usuarios no tiene nada de malo cuando estos van a ser recompensados adecuadamente, y si el contenido que entregas refleja fielmente lo que el encabezado ofrece, NO ES clickbait; tu audiencia se dará cuenta y te lo agradecerá. No es lo mismo engañar que cautivar.

Para evitar caer en la tentación de los encabezados engañosos, James Dillon, de la agencia australiana Gorilla360, recomienda usar una fórmula sencilla: primero el cliente, después el contenido, y al final el encabezado. Mantener a tus clientes como tu prioridad número 1 repercutirá en su buena reputación y la de tu agencia.

Aprovecha la natural curiosidad de las personas y su afán de socializar a la vez que te ganas su confianza y su lealtad con contenidos útiles y un trato respetuoso.

icono-marketing-digital-inbound

Publicado por Eduardo Hidalgo