Estrategias de marketing digital: persuasión con ética

Publicado por Eduardo Hidalgo el 19-jun-2018 10:30:00

Estrategias-de-marketing-digital

La mercadotecnia no solo tiene un impacto en el crecimiento económico de un país, las estrategias de marketing digital son también un factor que influye indirectamente en el desarrollo social, y debemos tomarlo en cuenta.

La persuasión es una poderosa herramienta que aprovecha las características de la naturaleza humana y debemos tener en mente que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Aun cuando pudiese parecer una postura condescendiente, la realidad es que no todas las personas saben lo que les conviene en términos de bienes y servicios. Parte de la labor de una agencia de marketing es garantizar que lo que se promueve ofrece un verdadero beneficio para los clientes.

La ética como punto de partida

Tomando en cuenta que, como ya lo mencionamos, la persuasión se sustenta en la naturaleza humana, es fácil ver que las personas pueden ser animadas a tomar decisiones incorrectas, lo que vemos todos los días en publicidad de productos o terapias ‘milagrosas’, esquemas de inversión fraudulentos y otros “bienes” que solo le reportarán ganancias al fabricante o al proveedor de servicios.

Si cimentamos nuestras estrategias en una ética sólida, buscando el bienestar de los demás, estaremos cubriendo una función social y contribuyendo a la prosperidad de nuestra comunidad, además de estar al mismo tiempo construyendo una reputación como empresa confiable, generando lealtad y haciendo crecer nuestro negocio.

Por otro lado, el marketing de contenidos es en buena medida un medio de difusión por el cual gran parte de la audiencia se entera de la existencia de nuevos productos, innovaciones tecnológicas, avances en medicina y otros campos de la ciencia, pero desafortunadamente también por este medio se difunde información tendenciosa o francamente incorrecta. Las decisiones de nuestra audiencia dependen en gran parte de la información que difundamos y de la manera en que la presentemos, de hecho eso es lo que buscamos al hacer uso de métodos de persuasión, por lo que tenemos la responsabilidad de ser siempre escrupulosos y confiables; en otras palabras, éticos.

La psicología de la persuasión tiene diversas definiciones y se compone de diferentes elementos, pero en el fondo no es otra cosa que más que los factores y mecanismos que sigue nuestra mente para tomar decisiones. Si bien algunos de estos no están bajo nuestro control, como el estado de salud o los conocimientos de nuestros clientes, hay otros que sí pueden ser alcanzados y de cierta manera influidos para guiar sus decisiones. Apelar a sus emociones, ser empáticos, sorprenderlos con un obsequio, prestarles atención, hacerlos reír… Dicho de otra forma: HACERLOS SENTIR BIEN.

Y ese es precisamente el meollo del asunto: cuando la gente se siente bien es más fácilmente manipulable. Además, la idea de que las personas siempre tomamos decisiones con base en nuestro mejor interés no siempre es correcta, como lo ha demostrado la economía conductual, que muestra con claridad como en ocasiones tomamos decisiones irracionales, simplemente porque nos hacen sentir bien.

Es cierto que actualmente tenemos mayor control sobre nuestras decisiones al adquirir un bien o un servicio, gracias a la globalización y a la existencia de medios digitales que nos permiten tener acceso a más información. Pero si la información que nos llega no es confiable, o si no estamos preparados para discernir la calidad de esa información, por buena que sea, seremos víctimas potenciales de aquellos que inescrupulosamente quieran manipularnos.

Como profesional de la mercadotecnia, basa tus estrategias en un código de ética robusto que te permita tomar decisiones correctas y productivas tanto para ti como para tus clientes, y siéntete bien sabiendo que estás haciendo un bien.

 

agencia-de-marketing-digital-estrategias

Publicado por Eduardo Hidalgo