Estrategias digitales y la teoría del marketing de conspiración

Publicado por Oscar Ramirez el 05-dic-2017 11:19:49

estrategias digitales y marketing de conspiracion

¡Véndete como los conspiranoicos venden sus teorías!

La mayoría recordamos que, hace algunos años, las economías de América del Norte se integrarían mediante el uso de una nueva divisa: el Amero. Esta fusión era inminente e irremediable según afirmaban los videos que circulaban por blogs y cadenas de email, haciendo del asunto un buen tema de sobremesa. No fue la primera vez que una noticia se difundió rápidamente con ayuda de la viralidad de Internet y, obviamente, estas tácticas seguirán ejecutándose en diferentes esferas.

Si esto es una práctica útil para las personas u organizaciones que buscan divulgar un mensaje pseudo-político, verdades a medias o coincidencias extravagantes, ¿por qué no hacer lo mismo a favor de tu marca?

Todo marketero sabe que el éxito de una estrategia de marketing depende de qué se dice, a quién se dirige el mensaje y qué medios se utilizan para difundirlo. Las teorías conspirativas aprovechan estos aprendizajes y los aplican de manera inteligente. Consciente o inconscientemente llevan a cabo una campaña de marketing estratégico. No juzgaremos si son ciertas o no, si tienen sentido o son disparates que bien podrían salir de un guión de Tom Clancy o un libro de Dan Brown, simplemente evidenciaremos la manera en que lo manejan, logrando excelentes niveles de difusión y "credibilidad".

¿Qué estás diciendo y a quién?

Estas teorías no surgen de la nada; normalmente están relacionadas con un tema de actualidad que recibe mucha atención por su naturaleza o trascendencia: hidrocarburos, economía, salud pública o cualquier otro asunto que resulte de interés para un sector. Traduciéndolo a términos de marketing y comunicación, lo que hacen estos teóricos es conocer el insight de su target y definir perfecto a su buyer persona: le hablan sobre los temas que le interesan, en su idioma y brindándole información que confirme sus preguntas y sus respuestas; sinceramente, nadie lo hace mejor que ellos.

Si yo soy inversionista y estoy preocupado por cómo la nueva reforma económica afectará mis finanzas, probablemente pase buena parte del tiempo en Internet buscando información al respecto. Leyendo mucho sobre el tema, viendo videos y construyendo una opinión propia con base en todo lo que he investigado. Si lo pensamos, esto no es muy diferente a lo que hacemos cuando vamos a comprar un auto o ir de vacaciones. Buscamos y buscamos hasta tomar una decisión; en términos marketeros, cruzamos por un proceso de ventas. El 57% de la decisión de compra está hecha antes de hablar con un vendedor.

Si algo podemos aprender de estos conspiranoicos, son unas clases de posicionamiento SEO. Cuando es hora de posicionamiento web y keywords, nadie lo hace como ellos. Pregúntenle a Alex Jones y sus Infowars, Alexa Rank #1,419 a nivel mundial.

¿Qué medios estás aprovechando?

No basta con hacer un video o escribir en un blog la teoría más rebuscada que puedas concebir. Para alimentar tu estrategia de ventas esta información debe estar en movimiento y llegar a quienes están interesados en el tema. El SEO hará su parte en cuanto a posicionamiento, pero para poder alinear marketing y ventas, también es necesario que hagas un esfuerzo en redes sociales, blogs ajenos y hasta search ads. En la mayoría de los casos, hemos visto que estos posts o videos de teorías conspirativas tienen un link a un sitio: es ahí donde ese lead, que ya tiene un antecedente de la información, puede convertirse en cliente; Alex Jones no pierde oportunidad para dirigirte a su store.infowars.com. Si la información que encuentre en ese sitio es convincente y satisface sus necesidades, y si se percata que hay conocidos suyos que también están interesados, la probabilidad de convencerlo es mucho mayor.

No importa si no sabes quién derribó las Torres Gemelas o cuál es el objetivo de los partidos al hacer coaliciones electorales: si tienes información valiosa para tus leads podrás convencerlos de manera sencilla y organizada a través de una campaña de conversión a ventas. Con una estrategia digital de Inbound Marketing, hasta puedes lograr que se transformen en evangelizadores de tu marca.

Aún hoy en día es muy frecuente que encontremos en nuestro feed de redes sociales o el inbox de nuestro email alguien que está propagando una teoría de conspiración. Lo mismo puedes lograr a favor de tu marca con estrategias digitales y una estrategia de social media o una campaña de email marketing: la información llegará directamente a quien pueda estar interesado en ella y será tarea fácil lograr esa conversión que tanto buscamos. En algunos casos serán los mismos leads quienes difundan tus publicaciones, dándole legitimidad a tu mensaje. Esto adquiere todavía más valor cuando tus redes sociales y tus bases de datos tienen una curaduría; es decir, están segmentados de forma lógica según el contenido que les interesa. De esta manera, estarás hablándole de hidrocarburos a los observadores de Pemex, de ébola a los hipocondríacos y de alimentos transgénicos a los tree huggers. Tus palabras jamás "caerán en oídos sordos".

Tu página también es tu activo fijo, ya que es ahí donde el lead, aquél que tiene interés en ese tema específico, puede profundizar en la información que vio en tu Facebook, o incluso ahondar en otros temas relacionados, navegando de un post a otro con on site SEO e internal links. Es crucial que, con una estrategia inbound marketing en mente, tomes la precaución de solicitarles datos de contacto pues así podrás crecer tus bases de datos.

No mientas, no inventes cosas, no divulgues información sin fundamento, pero sí recuerda que, a la hora de difundir tu mensaje, las teorías de conspiración tienen mucho que enseñarnos sobre estrategias digitales.

"Afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias" Richard Feynman

New Call-to-action

 

Temas: Inbound Marketing, estrategia de marketing, Content Marketing, SEO, Estrategias de Ventas

Publicado por Oscar Ramirez

Músico, poeta y loco, o sea, publicista. A la hora de hablar de producción, estrategia y conceptualización voy a ser el primero en la fila. Soy amante de la creatividad.

Encuéntrame en: