Marketing digital: complejo, pero no necesariamente complicado

Publicado por Eduardo Hidalgo el 10-abr-2018 10:30:00

Marketing digital

La naturaleza de algunos procesos hace que estos tengan que considerar un gran número de variables, y el marketing digital es uno de esos procesos, formado por una multitud de diferentes elementos para poder atender todas esas variables: es complejo.

Y para evitar confusiones y mantener las cosas simples, aquí nos vamos a referir al término complejo como ‘entidad formada por numerosos componentes’ y al término complicado como sinónimo de ‘difícil’, alejándonos de definiciones más “profundas”.

A pesar de ya no ser una herramienta nueva, estrictamente hablando, la mercadotecnia en medios digitales sigue estando rodeada de un aire de dificultad, y es natural que la gente piense que es algo sumamente intrincado, mas no tiene por qué serlo.

El marketing digital puede ser abrumador

No solo es el volumen de términos ‘esotéricos’ que los clientes escuchan cuando se les explica una estrategia digital sino también la estructura de la estrategia en sí lo que puede parecerles complicado y difícil de entender, particularmente para aquellos que están incursionando por primera vez en este campo.

Simplificar la descripción de los procesos es lo mejor que puede hacer una agencia de marketing para darle al cliente una visión global del proyecto sin entrar en detalles que podrían no serle necesariamente interesantes, y esto conlleva un beneficio adicional al proporcionarle al mercadólogo mismo una perspectiva diferente. Es ponerse un poco en los zapatos de sus clientes y cambiar el color del cristal a través del que está observando su propio trabajo.

Un experto en marketing conoce y entiende la razón de ser de todos los elementos en la estructura de su estrategia y sabe que existe un orden en esta, que las cosas no son arbitrarias, pero es importante que aquellos que están buscando contratar nuestros servicios puedan correlacionar de manera sencilla los pasos de las estrategias con su meta principal: obtener ganancias.

Lo que cambia son las formas, no el fondo

Andrew Moravick, de Aberdeen Essentials, hace énfasis en un punto interesante: el marketing no es complicado, la gente sí. Al final del día, la mercadotecnia sigue siendo básicamente el mismo proceso de otros tiempos; lo que ha cambiado son las herramientas, las ubicaciones y la manera de realizarlo, pero lo esencial ahí sigue.

El reto para el mercadólogo no está tanto en las complejidades de la industria como en las fluctuaciones del comportamiento, gustos, hábitos y preferencias de las personas. El factor humano es la variable que puede complicar las cosas y de allí se desprende la necesidad de mantener en mente que los fundamentos son los mismos sin importar los cambios en metodologías o entornos, y conservar de esa manera una simplicidad que nos permita poner orden en donde pareciera haber un caos, manteniendo el enfoque donde siempre debe estar: en la gente.

Aun cuando la evolución de los desarrollos tecnológicos ha seguido un camino de complejidad –en el sentido de estar compuestos por numerosos elementos– en un afán por incrementar la efectividad y la confiabilidad de los procesos involucrados, las bases de una estrategia de marketing, al igual que los procesos en otras industrias, siguen siendo las mismas, no te compliques.

Te dejamos una aquí abajo guía sobre branding, para que veas cómo lo complejo y lo complicado, no es lo mismo.

New Call-to-action

Publicado por Eduardo Hidalgo