Carta Abierta a un Pseudoinfluencer del Marketing Digital

Publicado por Ariadna Miranda el 23-feb-2016 6:00:00

marketing-digital-pseudoinfluencer-liion

Guía para no ser el hazmerreír del Social Media en México.

Querido pseudoinfluencer,

Te he topado un millón de veces en Facebook, Twitter, en inauguraciones, desfiles, conferencias… hasta con el señor de los tacos de canasta cerca del Hotel W. Siempre, adondequiera que volteo, estás tú. Con tu playera de diseñador mexicano y mocasines de gamuza, con tu iPhone 6 en mano y presumiendo cómo no te da tiempo de asistir a tanto compromiso social donde eres requerido y elegantemente esperado.

Pero... cualquiera puede tener millones de seguidores.

Hagamos cuentas:

En internet hay páginas donde se pueden comprar hasta 1,500 followers por 5 dólares. Con una pequeña inversión de 150 dólares obtienes 45K de seguidores en cuestión de segundos. ¡Vas en camino a ser el gran influencer que México esperaba!

Pero no solo se compran los followers, no. Eres un experto en el #followback, #follow4follow y similares (obviamente los borras después de que te siguen; oso mil seguir a más personas de las que te siguen). Y sí, también #abusasdeloshashtags.

Ya con un buen número de gente detrás de ti, empieza lo bueno. Contactas agencias de RP para invitaciones a los eventos, para que te den freebies, y en tu descripción apareces como “Social Media Guru”... o ninja, que al fin es lo mismo… tu próximo paso es conseguir ser invitado a hablar sobre marketing digital en la conferencia de alguna escuela y... ¡Boom, INFLUENCER!

Here’s the catch: Tener seguidores no te hace influyente.

Me resulta curiosa la dificultad que muchos tienen para definir a un influencer cuando el nombre lo dice todo. Una persona INFLUYENTE. Alguien en quien la gente confía, con quién se pueden identificar fácilmente (o aspiran a ser) y ergo, las marcas buscan asociación con estos seres de la mercadotecnia… No con un canapero que presume a quién conoce y a dónde va. No quiero ser ofensiva contigo, pero si en las redes sociales no interactúan contigo (o no te interesa interactuar con tu público) no se completa el verdadero proceso de COMUNICACIÓN. Hay millones de usuarios en las redes sociales… ¿qué te hace creer que eres un influencer? Los números no lo son todo. Saber manejar tu contenido, saber con qué marcas (y con cuáles no) trabajar, conocer tus métricas, estadísticas, incluso tu entorno, tu diferenciador. Todo esto es FUNDAMENTAL (y estoy hablando solo de los básicos).

No todos los influencers son iguales.

Celebridades, embajadores de marca, profesionales y hasta simples mortales; no hay una sola categoría de influencers. Eso sí, todos ellos con la característica de que al público les interesa saber qué hacen, qué consumen, qué opinan: una joya del marketing digital.

Creo que he divagado mucho, querido pseudoinfluencer. Lo que quiero decir es que no son enchiladas, las estrategias de marketing digital llevan un proceso, lleva conocimientos y hay mucho por detrás.

Un verdadero influencer:

  • Crea contenido original y lo actualiza constantemente.
  • Establece un vínculo entre el público y su persona.
  • Está al tanto de todo lo que acontece en su rubro.
  • Se sabe relacionar.
  • Crea alianzas estratégicas y no se vende con el mejor postor.
  • Conoce a su público meta y es congruente.
  • Entiende que no hay una fórmula secreta, ni ocurre del día a la mañana.

BONUS: Si tu apellido es Kardashian, ya vas de gane.

Marcas, agencias, empresarios, pymes, mortales y usuarios: La mejor manera de evitar caer con pseudoinfluencers es informándonos, leyendo y empapándonos un poco del verdadero inbound marketing.

Te invitamos a conocer más de nuestros mejores consejos. Convierte a tu marca en un ícono: 

icono-marketing-digital-inbound

Temas: Social Media

Publicado por Ariadna Miranda

Creativa meets Cuentas. [Former Model Agent & Producer].

Encuéntrame en: