Mercadotecnia digital en un mundo analógico: integración

Publicado por Eduardo Hidalgo el 01-may-2018 10:30:00

mercadotecnia digital

La revolución digital ha transformado la manera en que nos comunicamos actualmente, generando la necesidad de hacer mercadotecnia digital en un mundo que aún conserva componentes analógicos que probablemente no vayan a desaparecer en un futuro próximo, o tal vez jamás.

Ahora bien, no nos referimos a lo analógico solo como sinónimo de electrónica analógica, sino también como sinónimo de aquello que no es digital, lo cual incluye bienes y servicios, medios de comunicación y otras actividades. Para dar un ejemplo concreto, podríamos decir que manejar tu auto o socializar son actividades analógicas, o que un libro es un medio de comunicación analógico.

Ambos mundos ofrecen beneficios

El profesor de mercadotecnia Aric Rindfleisch habla de los diferentes beneficios del mundo digital y el mundo analógico en uno de sus cursos[1] para la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, como la asequibilidad y la visibilidad de lo digital, o la sociabilidad y lo tangible de lo analógico.

Claramente, los beneficios no solo dependen de las características de los productos o servicios sino de el punto de vista y las necesidades de los clientes. Algunas personas prefieren realizar sus compras en línea, desde la comodidad de su hogar, y evitar los tumultos de los centros comerciales. Otras prefieren salir de compras y aprovechar para socializar o tener la oportunidad de tener contacto físico con lo que desean adquirir antes de tomar una decisión. Los beneficios son, hasta cierto punto, una cuestión de gustos.

También está el hecho de que lo digital puede formar parte de lo analógico y de cierta forma ofrecer al comprador lo mejor de los dos mundos, esto es, crear una sinergia analógica y digital, en palabras del profesor Rindfleisch.

Integra tus soluciones buscando un equilibrio

No todo puede digitalizarse y aunque se pudiera, no siempre tiene que ser así. A final de cuentas, digital o analógico, somos las personas quienes haremos uso de un servicio o adquiriremos un producto. Lo importante es la satisfacción del cliente y esto no es solo un cliché. Si bien sería imposible ofrecer todas las combinaciones posibles, sí podemos hacer un balance de los beneficios ofrecidos bajo unos cuantos diferentes esquemas y de esa manera encontrar las mejores soluciones.

Toma en cuenta aquellas características de tus estrategias que sean más valoradas por los clientes y fortalece así tu relación con ellos. Las empresas de productos o servicios analógicos no pueden sustraerse a las conveniencias de la mercadotecnia digital, pero eso no implica que tengan que sufrir una transformación completa para poder competir y salir adelante. Lo que se requiere es integrar los beneficios de ambos mundos de manera equilibrada.

El entorno digital y la tecnología en la que se apoya no son necesariamente sustitutos de lo analógico, sino elementos complementarios que nos permiten potenciar los beneficios de ambos mundos si sabemos darles el uso adecuado y hacer que se apoyen mutuamente.

 

New Call-to-action

 

Temas: mercadotecnia digital

Publicado por Eduardo Hidalgo