¿Redes Sociales o Redes de Espionaje?

Publicado por Mariana Malpica el 10-mar-2016 6:00:00

redes-sociales-redes-de-espionaje.jpg

Estos gigantes y otros más han creado las mejores estrategias de marketing digital. Google, Facebook, Microsoft, Yahoo!, Dropbox, Skype, iCloud, Whatsapp, Twitter, Pinterest y Snapchat, por mencionar los más familiares, son gratis para ti, pero, ¿ellos qué ganan?Al hacer uso de servicios gratuitos que ofrece Internet, como buscadores, redes sociales, cloud hosting y navegación por Internet en general, les damos datos que dicen mucho sobre quiénes somos, qué intereses tenemos y dónde estamos. Por esta razón es importante leer y analizar los aspectos de privacidad, ya que los estás metiendo, literalmente, a tu casa.

Pero, ¿por qué todos éstos ofrecen tantos servicios gratuitos? ¿Cómo generan beneficios para seguir funcionando? ¿Cuál es su estrategia digital? 

Muchos usuarios no nos hemos detenido a pensar en esto, simplemente nos limitamos a hacer uso de los servicios y ya. Sin embargo, sí es importante que en algún momento hagamos esta reflexión. ¿Por què no empezar ahora? 

Los buscadores, redes sociales y páginas de Internet, como parte fundamental de su modelo de negocio y con el fin de proveer de una mejor experiencia a los usuarios, recopilan multitud de información de cada uno de sus usuarios. Entre otras cosas, podrían saber:

  • Lo que pensamos; cuáles son nuestros gustos, intereses o ideologías

  • Qué hacemos cuando navegamos, qué videos vemos o qué blogs visitamos

  • Dónde estuvimos, dónde estamos y adónde tenemos planeado ir; qué lugares frecuentamos

  • Con quién estamos en contacto por chat, e-mail, redes sociales

¿Cómo se recoge esta información? Pues nosotros mismos somos quienes la facilitamos con el simple hecho de aceptar las condiciones y términos de uso de sus servicios que se nos presentan desde el inicio para poder hacer uso de éstos. Sí, ésas que son sumamente importantes, pero desgraciadamente casi nunca las leemos. Así es como funcionan:

Dropbox

Tiene una cláusula en donde se explica que, básicamente, la empresa se reserva el derecho de suspender o cancelar los servicios en cualquier momento. Lo que significa que podría ser que de un día para otro desaparezca nuestra cuenta entera, y nos quedemos sin todos los datos que almacenamos en sus servidores.

 

Google

TODA INFORMACIÓN que Google obtenga de nosotros puede ser usada para cualquiera de sus servicios. Esto es algo bueno para mejorar sus búsquedas y adecuarlas a nuestras necesidades, pero también la utilizan para enseñarnos publicidad adaptada a cada uno de nosotros. En otras palabras, al aceptar esos términos o condiciones de uso, les estamos dando permiso para almacenar todos nuestros datos y usarlos según les convenga.

 

Facebook

Esta red social es quizá la que más controversia genera en sus condiciones de uso. Principalmente, deja claro en sus términos de uso que TODO lo que subas a su red social pasa a ser de SU PROPIEDAD 

 

Youtube

Siguiendo más o menos las cláusulas de Facebook, esta red lo aplica con los videos que subimos. Tienes la opción de borrarlos, pero YouTube se reserva el derecho a retenerlos aunque no reproducirlos.

 

Twitter

Aunque esta red social sale bien parada en lo que a su política de términos y condiciones de uso concierne, se reserva el derecho a cambiarlos sin consultar a sus usuarios. Con esto se aventaja con un as en la manga por si en un futuro quisiera poseer los derechos de nuestros tweets y fotos, como hace Facebook.

(Ahora Anonymous no parece tan inofensivo o tan intrusivo en comparación con esta estrategia digital, ¿cierto?).

Vale, ya sabemos que la mayoría recopila nuestros datos pero, ¿dónde está el negocio? ¿Cómo consigue ingresos?

Aunque los datos se utilicen para ofrecernos una mejor experiencia de usuario, cosa que puede ser cierta, la realidad es que también son utilizados para fines publicitarios. Por lo tanto, la publicidad en Internet, como ocurre en otros muchos medios, es el principal motor económico. Parece que los servicios de la red no son tan gratuitos como pensábamos...

¿Qué podemos hacer? Primero hay que identificar todos los servicios que utilicemos de los buscadores, redes sociales y cloud hosting; y sí, leer los términos de privacidad. Una vez que hayamos hecho esto, debemos asegurarnos de cuáles especificaciones no utilizaremos y desactivarlos.

Finalmente, de aquellos que queramos mantener, habrá que poner en una balanza los pros y los contras para decidir si permitimos a los buscadores, redes sociales y cloud hosting que haga uso de nuestros datos o no.

Mira la tesis y la propuesta de Eudald Domènech: 

 

Ten cuidado a quién le cedes tu información y, ya de paso, utilízalo a tu favor para que tu posicionamiento en la web crezca cada día.

 

Ahora te invitamos a descargar la guía para que construyas tu marca al mejor estilo del inbound:

icono-marketing-digital-inbound

Temas: Social Media, Estrategias de Marketing, outbound marketing, Big Data

Publicado por Mariana Malpica

Animalista de corazón: trabajando para comprar croquetas.